Como identificar los problemas de una cultura organizacional débil dentro de una empresa.

Talentum

mayo 17, 2022
No importa si llevas un mes, tres meses, un año o varios dentro de una empresa; la cultura organizacional débil siempre traerá problemas y debes saber identificarlos para no dejarte llevar por ellos. Una cultura organizacional débil es una cultura en la cual los objetivos no están claros, la misión y la visión de la […]

No importa si llevas un mes, tres meses, un año o varios dentro de una empresa; la cultura organizacional débil siempre traerá problemas y debes saber identificarlos para no dejarte llevar por ellos.

Una cultura organizacional débil es una cultura en la cual los objetivos no están claros, la misión y la visión de la empresa tampoco; todos ven a la compañía de una forma distinta y cada uno busca lograr sus objetivos por caminos diferentes; en organizaciones con cultura organizacional débil reina la falta de comunicación, de procesos y de estandarizaciones; constantemente se producen choques entre valores, actitudes y formas de pensar de los miembros de la empresa, lo cual genera malos ambientes de trabajo, gente desmotivada y poca productividad.

Pero ¿cómo saber si tu empresa está siendo afectada por una cultura organizacional débil? Fácil, detectando comportamientos tóxicos para la empresa, que quizás parecen comunes en las organizaciones, pero no lo son o al menos no deberían serlo.

Algunos comportamientos tóxicos y típicos de una cultura organizacional débil son:

  • Las quejas: En una empresa con una cultura organizacional débil las personas se están quejando constantemente; de los jefes, de las otras áreas, de la forma en la cual se hacen las cosas, de lo que sale bien, de lo que sale mal, de lo que se hace y de lo que no, en sí, se están quejando de todo; al no existir una cultura corporativa no existe uniformidad en la manera de ver las cosas, cada quien las ve a su modo, el juicio se vuelve subjetivo y todo se convierte en motivo de queja.

 

  • La incertidumbre: Nadie sabe a donde va, o que tienen la empresa para ofrecerle, la gente no se siente segura en su puesto de trabajo ni desempeñando sus funciones, sienten que en cualquier momento todo puede cambiar.
  • Los chismes: En cualquier relación pocas cosas son tan dañinas como los chismes; en empresas con culturas corporativas muy débiles los chismes son abundantes; como la gente no se siente en un ambiente laboral seguro, andan paranoicos, repitiendo y hasta tergiversando cualquier cosa que escuchen en el pasillo, para así conseguir alguna especie de aliados en contra de la empresa, otra área o hasta una persona en específico.
  • El conformismo: Las culturas corporativas débiles existen porque hay empresas en las cuales el trabajo y las personas son cosas muy distintas; son empresas que no se involucran con su gente, que no se preocupan por ellos y por ende los trabajadores tampoco se “ponen la camiseta” de la organización, simplemente hacen lo mínimo necesario para cumplir con sus obligaciones, pedirles algo que salga de sus tareas diarias o de su zona de confort es casi imposible; los trabajadores no serán considerados con la empresa ya que la empresa no es considerada con ellos.

 

  • La mediocridad: Nadie busca superarse a si mismo o hacer cosas extraordinarias para mejorar lo que la empresa hace u ofrece; como no existe el reconocimiento de un buen trabajo, no vale la pena esforzarse demás.
  • La desmotivación: Una cultura organizacional débil tiene trabajadores desmotivados, cansados de los problemas de la empresa, de la falta de incentivos y/o de reconocimientos, los trabajadores están frustrados y se sienten hasta limitados.

Los mejores lugares para trabajar son aquellos que tienen una cultura organizacional fuerte, sólida y tangible, en cambio aquellos lugares sin cultura corporativa pueden convertirse en una pesadilla. Todos los comportamientos que mencionamos como tóxicos y que resultan de una cultura organizacional débil NO SON TÍPICOS DE CUALQUIER EMPRESA, NO ESTÁN BIEN Y DEBEN EVITARSE; la cultura organizacional de una empresa no se construye de la noche a la mañana, ni tampoco de abajo hacia arriba en niveles de jerarquía, sino todo lo contrario: de arriba hacia abajo y con un trabajo en equipo, pero de todas formas existe una gran cantidad de esfuerzos individuales que pueden realizarse para evitar que los comportamientos tóxicos de una cultura organizacional que no existe, nos afecten; acá les dejamos unos sencillos tips:

 

  • Si eres líder de un equipo dentro de una empresa sin cultura organizacional, tu gestiona la cultura de tu equipo, alineando valores, creencias, actitudes y formas de trabajo; por algún lado se empieza.

 

  • Mantente al margen de las quejas y los chismes de oficina, siempre intenta encontrar el porqué y el paraqué de las cosas e ignora lo que no tengan estas respuestas.

 

Esperamos que este artículo les haya servido

Escrito por : Talntum

Talentum

Talentum

En TALENTUM nos dedicamos a la TRANSFORMACIÓN CULTURAL Y AL DESARROLLO DE PERSONAS a raíz de esto hemos creado distintos productos que apoyan a nuestros clientes a cumplir sus objetivos. Con más de 14 500 personas que han participado de nuestros procesos de TRANSFORMACIÓN, DESARROLLO Y COACHING; somos una excelente y confiable alternativa. Nuestra principal fortaleza radica en haber consolidado un equipo de consultores con amplia experiencia y profundo conocimiento.

Contenido relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This